Machu Picchu

¿Porque hasta hoy nos sorprende?

 

Esta antigua ciudad inca es uno de los tesoros más preciados de Perú. Fue construida a mediados del siglo XV y se cree que fue una de las residencias del noveno inca del Tahuantinsuyo, Pachacútec, aunque en ella también están los restos de un santuario. Su nombre significa montaña vieja, y hace alusión al lugar donde se ubica, a unos 2453 msnm, en un premonitorio rocoso entre Machu Picchu y Huayna Picchu. Es frecuente que durante la subida los viajeros sientan el mal de altura. 

Actualmente, esta joya inca es uno de los focos turísticos del país. Los viajeros se acercan hasta Aguas Calientes para iniciar la ruta inca que Hiram Bingham, el profesor de Yale, popularizó a principios del siglo XX. El Santuario histórico de Machu Picchu está considerado como una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno y ha sido declarado como patrimonio de la humanidad en 1983. 

 

En lo alto de la montaña, grandes e impresionantes bloques de piedra unidos entre sí sin amalgama alguna conforman uno de los centros religiosos, políticos y culturales más importantes del imperio incaico: Machu Picchu.

 

Descubierta en 1,911 por Hiram Bingham, la Ciudad Inca está dividida en dos grandes sectores: el agrícola, con una vasta red de andenes o terrazas artificiales, y el urbano, con bellas construcciones como el Templo del Sol.

 

Sus andenes de un verde intenso y la imponente cordillera que la rodean conforman un hermoso paisaje que supera cualquier expectativa. 


Machu Picchu es hoy Patrimonio de la Humanidad y orgullo del Perú.